Estamos plenamente convencidos de que si estás delante de estas líneas es porque no estás del todo seguro si sabes cuidar o no tus neumáticos. Y es que, como seguramente ya habrás escuchado en más de una ocasión, los neumáticos es el único elemento de tu coche que están en permanente contacto con la carretera. De ahí la importancia que tiene no sólo cuidarlos bien a corto plazo sino también elegir los bien una vez que vayamos a adquirir un juego de neumáticos nuevos. Sin embargo, de lo que se trata en este artículo es de dar algunos consejos prácticos, y de muy sencilla aplicación, que nos permita mantener en óptimas condiciones todos y cada uno de los neumáticos de nuestro coche.

En primer lugar, y por encima de todo, tenemos que hacer mucho hincapié en nuestro estilo de conducción. Y es que si somos de esas personas que tenemos un estilo de conducción más bien agresivo seguramente nuestros neumáticos lo van a notar. Por estilo de conducción agresivo entendemos un estilo de conducción en el que predominan los acelerones y los frenazos bruscos. Si somos de esos poco a poco veremos como la banda de rodadura de nuestras ruedas comienza a desaparecer lo que hará que tengamos una menor adherencia al asfalto y por lo tanto una menor seguridad tanto para nosotros como para aquellas personas que nos acompañan.

A partir de aquí, y sobre todo si somos de aquellas personas que nos dedicamos al transporte de mercancías, tenemos que tener siempre muy en cuenta que el indicador de carga máxima de nuestro vehículo es fundamental. Si excedemos este límite, los principales perjudicados van a ser nuestros neumáticos. Y es que, van a soportar un peso excesivo y el desgaste llegará con el paso del tiempo.


Para terminar, vamos a dar dos consejos muy rápidos. Por un lado tenemos la presión de nuestros neumáticos. La presión tiene que ser siempre la que indique el fabricante. Ni más ni menos. Y es que si nosotros damos una presión a nuestros neumáticos de una manera arbitraria corremos el riesgo de sufrir un reventón y por lo tanto de sufrir un accidente. Para terminar, y en el caso de que nuestros neumáticos hayan dicho basta, tendremos que seguir las indicaciones del fabricante de nuestro coche para saber qué ruedas elegir. A día de hoy, esto no es un problema tanto en marca, modelo como en precio, ya que podemos encontrar por ejemplo neumaticos baratos madrid en muchos establecimientos de la capital de España de manera que sin necesidad de hacer una gran inversión económica tenemos una buena calidad.

Deja un comentario