Para jugar al tenis de mesa o, como popularmente es llamado, el ping pong es necesario hacer uso de una mesa principalmente, aunque los demás elementos, como las raquetas, las redes y las pelotas, son parte importante del juego, sin las mesas de ping pong realmente no habría juego.

Lo primero que se debe saber sobre las mesas de ping pong son sus dimensiones, en su forma rectangular posee 2.74 metros de largo y 1.52 metros de ancho, asi mismo la altura adecuada para instalar las mesas debe ser de 76 centímetros, estas medidas han sido estandarizadas a nivel internacional.

¿Cuáles son las características de las mesas?

Existen varios modelos de mesas de ping pong pero todas poseen unas características generalizadas que se deben tener en cuenta al momento de jugar o de adquirir una para acomodarla para uso propio, en este sentido, se deben tener en cuenta 3 aspectos importantes, veamos cuales son:

*Superficie de juego: Para garantizar una excelente calidad de juego es necesario tener la mejor superficie, para determinar esto se debe tomar en cuenta el grosor del material del tablero, un espesor aceptable es de 16 milímetros, pero para asegurar un rebote de pelota firme se pueden utilizar espesores de 19 o 22 milímetros.

*Marco superior: Esta parte de la mesa es la encargada de soportar el peso del tablero y mantenerlo de una manera horizontal y firme sujeta al chasis, por lo general este marco es hecho en materiales como el metal o el pvc que son bastante resistentes a los golpes o al rebote de la pelota.

*Chasis de la mesa: Esta está conformada por las patas y el sistema de apertura y bloqueo, es decir, el plegado de la mesa, es importante que este sea muy resistente ya que muchos jugadores se suben a la mesa al celebrar, es gracias a esto que el mínimo de peso que poseen las mesas es de 50 kilogramos.

Garantías de una buena mesa

Las mesas de ping pong son construidas de manera que puedan resistir durante muchos años, más cuando su uso es intenso y continuo, a veces las partes de las mesas poseen garantías separadas por el tipo de materiales que cada una posee, sin embargo su duración propuesta es de 10 años.

Para asegurar que estos 10 años se cumplan y que incluso incrementen, las partes de las mesas poseen sus propias piezas de repuesto, estas están disponibles para las personas en cualquier momento.