El coche para mí es muy importante, la verdad que me interesa mucho cuidarlo ya que una avería puede llegar a costar mucho dinero. Si cuidas un coche de manera periódica es menos probable que tenga averías de esas gordas que te quitan hasta las ganas de sonreír, ya me pasó con un vehículo hace mucho tiempo nunca le hacía caso, no le hacía las revisiones y al final cuando me di cuenta el motor se rompió y me costaba el collar mucho más que el galgo, por eso decidí que cuando tuviera otro coche lo cuidaría para que no me volviera a suceder. Son muchos los años que tengo este coche, los que me conocen se sorprenden al ver que lo cuido mucho hay veces que me dicen que no se lo pueden creer yo mirando el nivel del aceite del coche y es que si no lo hago y se rompe se las consecuencias que conlleva y no me la quiero volver a jugar.

Todavía recuerdo cuando tuve que cambiar las ruedas a mi coche cuando me dieron el precio la verdad que puse el grito en el cielo, acudí al mismo taller donde me dijeron que mi coche anterior estaba completamente muerto, pero claro esos precios en ese momento yo no lo podía pagar. Me hablaron de los desguaces de comprar unas ruedas de segunda mano, al parecer salían muy bien de precio y merecían mucho la pena, estuve tentado sobre todo por el precio, pero después de pensarlo detenidamente me di cuenta que eran ruedas usadas que aunque me garantizaban su buena conservación yo la verdad que no me fiaba del todo. Creo que hay recambios con los que uno no se la debe jugar y decidí buscar otros sitios en los que comparar precios. A día de hoy es internet el que más ventajas nos ofrece a la hora de encontrar algo que nos interesa y fue así a través de esta herramienta donde encontré www.autingo.es un sitio que me ofrecía las ruedas nuevas a unos precios mucho más bajos, la verdad que no lo pensé dos veces ni siquiera me dio por buscar en otros sitios, a día de hoy se ha convertido en mi distribuidor de confianza no lo cambio por otro ya que quedo completamente satisfecho con los resultados, lo recomiendo al cien por cien.