Una misma pieza puede ser conocida por innumerables nombres, como tapa cilindros, tapa del bloque, cabeza de motor, culata, entre otros, pero todas ellas igualmente son parte superior del motor, es la que hace que las cámaras de combustión cierren. Están hechas de aluminio o hierro fundido y van anexadas con tornillos y con la junta de culata al bloque motor.

La junta de culata es la que sella los elementos para que puedan soportar temperaturas altas y el líquido refrigerante y la compresión no se fuguen. Esta pieza es mucho más que una tapa, diversos componentes son instalados en ella, y al sufrir algún tipo de holgura y desgaste el riesgo de dañarse la estructura es grande por funcionar como soporte de varios componentes.

La forma que tenga esta puede ser diferente, pero su función siempre es la misma en cualquier tipo de vehículo.

Piezas de la culata

  • Válvulas de escape y admisión.
  • Hay veces en las que los soportes del árbol de levas van montados por fuera, pero generalmente están en la culata.
  • Dos conductos de refrigeración, uno para circular el agua de enfriamiento y el del aceite; además del filtro.
  • Si es un motor diésel, precámara de combustión, sino, orificios para bujías e inyectores.
  • Cigüeñal, pistones y bielas, y las conexiones para accionar todos los dispositivos, como las bombas de aceite, combustible y agua al rotar el cigüeñal.

El daño se descubre cuando se escucha un golpeteo muy parecido al de la cabeza, lo que puede llevar a pensar que sean los busos o punterías. Si el nivel de aceite del coche es correcto, el ruido podría ser muy similar, pero más liguero y continuo. También la presencia de humo blanco por el escape demuestra que hay agua en el proceso de combustión, quizás a causa de una filtración de la culata.

La sustitución de esta pieza es bastante cara, dado que además de su valor se le adjuntan los de los elementos que se reemplazan en conjunto con ella. La mano de obra es parte importante de todo y debe ser bien remunerada. En consecuencia, es recomendable acudir a un desguace por repuestos más accesibles en cuanto a precio y realmente son de buena calidad. Si el daño pasa a mayores y el motor se estropea, tendrá que reemplazarlo si desea conservar su vehículo.

Consulte la web http://www.motoresdesegundamano.es/ donde rellenando un formulario le contactarán en poco tiempo para acordar el envío y pago de del motor que requiera, con solo unos cuantos clics.