Varios negocios que prestan servicio de voz IP te brindan la oportunidad de disponer de un puesto telefónico virtual propio a un costo menos costoso que una tradicional de tipo analógico.

Por ello queremos que sepas en qué consisten las centralitas virtuales y sus ventajas.

Las centralitas virtuales y sus ventajas para conocer.

¿Qué es?

Una centralita virtual es un sistema de telefonía IP que te permite tener muchos puestos telefónicos, tanto fijos como móviles.

Es muy útil porque permite organizar las llamadas a cualquier sitio donde se encuentren los empleados.

Por ejemplo, tienes un empleado que trabaja desde su casa en Barcelona, pero quieres llamarlo desde el teléfono principal del negocio que está situado en Madrid hasta su software de voz IP.

Solo bastará con que marques el número de extensión y se trasladará la conversación a la otra línea de manera fácil y muy rápida.

Puedes disponer de tantas extensiones como quieras, de manera que la centralita virtual te permitirá gestionar mejor el sistema telefónico de tu negocio.

Ventajas de las centralitas virtuales frente a las convencionales.

A diferencia de una centralita que tengas de modo físico, la virtual cuenta con ventajas superiores que no deberías dejar escapar.

  • Te ahorras el tener que comprar una centralita física: las centralitas tradicionales son aparatos que cuestan mucho. Además, tendrías que comprar un aparato nuevo cuando se quede obsoleta. Con una centralita IP basta con solo actualizarla.
  • Menos mantenimiento: Un aparato físico exige mucho mantenimiento y un montaje de cables largo.
  • Cuando el sistema tradicional falla, te quedas sin poder realizar conexiones hasta que no esté reparada. Una centralita virtual es más fácil, productivo y muy eficiente.
  • Libre ubicación: con una centralita virtual no dependes de un sistema de cableado, de manera que puedes situar las extensiones en tantos sitios como desees, hasta en diferentes países si tienes empleados fuera de tu país.
  • Extensiones IP y móviles: no tiene que ser obligatorio que debes convertir los teléfonos tradicionales fijos en extensiones. Puedes hacer una extensión en un móvil, la dirección IP de un ordenador, etc.

¿Te han parecido buenas las centralitas virtuales? Pues que no se te olvide empezar con una de ellas, ésta puede ser mejor que la tradicional y no te acarreará gastos de mantenimiento alto. Puedes tener un excelente gestión telefónica, con calidad de sonido y un ahorro muy bueno en la factura del teléfono.