Las licencias de software son un tema muy controversial últimamente, puesto que las empresas creadoras de estas las venden con el fin de que solo la use el usuario que la compro, pero, la mayoría de los usuarios no están dispuestos a pagar los altos costos de estas licencias, por lo que van en la búsqueda de algo más barato y que ofrezca un servicio parecido.

¿Cómo conseguir las licencias más económicas?

En los últimos años se ha hablado del software de segunda mano, esto se refiere a la reventa de una licencia de software, bajo la premisa de que las licencias no caducan y por tanto pueden seguir utilizándose, aunque esto se ha tildado que va en contra de los derechos de autor, no es la opinión en diversos países de la Unión Europea que aprobó este tipo de negocio.

Así pues, una manera de conseguir licencias baratas puede ser comprando a alguna de estas empresas que están dedicadas a ello, puedes encontrar grandes ofertas, hasta licencias que ya no aparecen en la página del programador principal, pues pasaron a ser obsoletas para ellos.

También puedes recurrir a las licencias de software de dominio público, puesto que si el problema es pagar el alto costo de una licencia de software, esta te ofrece una oportunidad de poder usarlo sin pagar ni un poco por ella, ya que las mismas están disponibles para todo aquel que las necesite.

Otra opción es buscar licencias no tan recientes y ofertar al creador de la misma, puesto que la misma es vieja, de normal bajan de precio.

¡Ten cuidado!

Así como hay empresas que son legalmente habilitadas para la venta de licencias, hay páginas que no lo están, sino que buscan engañar a las personas y las estafan, por lo que antes de comprar un licencia en internet, verifica la página, que sea un información verdadera y real lo ponen en ellos.

Así también, existe la posibilidad de que la licencia vendida funcione en el momento en que te la ofertaron, puesto que la licencia es válida y el sistema nos admita la clave, su creador  podrá bloquearla en cuanto se verifique en el servidor y este la marque como pirata, perdiendo así no solo la licencia sino el dinero invertido en la compra de la misma.

Por lo que hay que tener cuidado con quien tratamos y hacemos negocios detrás de la computadora.